Ir
Frases sobre la mujer en voz de Hemingway
@MxSoho

Homenaje al escritor en su aniversario de nacimiento.

Fiesta (1926)
 
"El café es bueno para ti. Contiene cafeína. Cafeína, nous voilá, la cafeína hace subir a un hombre a caballo y bajar a una mujer a la tumba".
 
"Tener amistad con una mujer es una cosa estupenda. Realmente estupenda. En primer lugar, uno tiene que estar enamorado de una mujer para que la amistad tenga una base".
 
"Pensé que lo había pagado todo de una vez, al revés de las mujeres, que pagan y pagan y vuelven a pagar".
 
Adiós a las armas (1929)
 
"Empezaba a notar esta dificultad, tan masculina, de permanecer mucho tiempo con una mujer en los brazos".
 
"¿Qué otra cosa puede querer un hombre con una mujer como esa, sino venerarla?"
 
"A menudo un hombre tiene necesidad de estar solo, y una mujer también tiene esta necesidad; y, si se quieren, están celosos de constatar este sentimiento mutuo".
 
"A menudo me había sentido solo estando con otras mujeres, y así es como se siente más solo".
 
"Soy partidario de la cesárea. Si fuera mi mujer es lo que haría".
 
Por quién doblan las campanas (1940)
 
–¿Y las mujeres?
–No me gustan mucho, aunque nunca les he dado gran importancia.
–¿No te interesan?
–Sí, pero no he encontrado ninguna que me haya conmovido como ellas dicen que deben conmovernos.
–Creo que estás mintiendo.
–Quizá mienta un poco.
 
***
 
–Hay mujeres de una estupidez y una brutalidad insoportables.
–Es para hacer juego con los hombres de pocos cojones.
 
El viejo y el mar (1952)
 
"El viejo concebía a la mar como perteneciente al género femenino y como algo que concedía o negaba grandes favores, y si hacía cosas perversas y terribles era porque no podía remediarlo. La luna, pensaba, le afectaba lo mismo que a una mujer".
 
Islas en el golfo (1970)
 
"Desde entonces había amado a muchas mujeres y de vez en cuando alguna se quedaba una temporada en la isla. Le gustaba tenerlas con él, a veces durante bastante tiempo. Pero al final, cuando se marchaban sentía alegría, aun cuando le gustaran mucho".
 
"Había conseguido aprender a no discutir con las mujeres y arreglárselas para no casarse. Ello le había resultado casi tan difícil como aprender a sentar cabeza y a pintar de manera constante y ordenada. Pero al final lo había aprendido y esperaba haberlo hecho para siempre".
 
"Haz que el mar rompa en la línea de  diez brazas y la luna asome por el ojo de la tormenta. Haz que venga una ola  enorme y se engulla a todo bicho viviente. Haz que las mujeres vuelen hacia el mar  mientras la fuerza del viento las desnuda. Y que haya negros muertos flotando por todas partes y volando por los aires".
 
"Es posible que haya procedimientos más aconsejables para terminar con una mujer sin ser grosero ni que se haya producido la menor discusión: dejarla a las 21 horas ante una mesa de restaurante, excusándose por ir al lavabo y no volver".
 
"Lo estábamos pasando la mar de bien, divirtiéndonos como nunca y de pronto las mujeres tienen que echarse a llorar y lo  complican todo. Sé que lo hizo con buena intención, pero, al diablo. Con la buena fe  se salen con la suya mejor que con nada. Mi vieja tiene siempre muy buena fe y me  hace la vida imposible un día y otro y otro. ¡Al diablo con ellas!"
 
"He sido muy feliz con las mujeres. Desesperadamente feliz. Irresistiblemente feliz. Tanto que me parecía imposible porque era como estar bebido o algo loco".
 
"Hay dos cosas que odio. Que un hombre llore, aunque naturalmente sé que en algún momento tiene que llorar. Y que hable mal de su mujer".

"Tú crees que con hacerle el amor a una mujer basta. Nunca piensas que ella pueda desear estar orgullosa de ti. Ni en las pequeñas ternuras".

relacionadas SOHO
Comenta esta nota