Sinfonías para leer

Publicado el día 27 de Mayo del 2015, Por @mxsoho

Muchos músicos no sólo son prolíficos escritores, también los hay dibujantes, teóricos y algunos hasta funcionan como musas para otros. Aquí, una selección de lo mejor de la literatura musical.

Aqui va un banner...

Más allá de su trágica muerte Cerati fue, sin duda alguna, un artista que inspiró a más de una generación. El ídolo argentino ya no está entre nosotros, pero gracias a esta encomienda de Marvin, revive. Este es un libro de cuentos inspirados en él; cuentos que lo tienen a él como protagonista; cuentos que usan el título de una canción suya para, de ahí, partir. Desde un futuro apocalíptico después del temblor, hasta un viaje por la Argentina de Cerati, el líder de Soda Stereo vive en cada página. Entre los autores de este homenaje destacan nombres como Gabriel Bauducco, alias Ricardo Miranda y Paola Tinoco.

De pocos artistas se puede decir que son tan honestos como Daniel Johnston. Uno de los personajes más enigmáticos dentro de la escena musical libera a todos sus demonios a manera de coloridos dibujos. No se trata de un cantante que aprovecha su fama para vender otras vetas artísticas, sino de una serie de pensamientos ilustrados —con un encanto casi infantil— en los que aparecen personajes fantásticos, superhéroes y hasta Satanás. Los textos de Philippe Vergne, Jad Fairy y Harvey Pekar complementan esta bella edición.

Byrne, a veces hablando como ex líder de los Talking Heads y a veces como si fuera un reconocido antropólogo, disecciona algo tan etéreo como es la música y aterriza el concepto en este ensayo que debe ser leído por fans y desconocidos por igual. Alternando sus análisis con detalles autobiográficos, el recorrido, aunque a veces un poco denso, es sumamente interesante. Fuertes declaraciones, como que la evolución de la música responde al foro en el que se escucha y no al contrario, son las cosas que el lector se pueden encontrar en este libro. Todo, eso sí, acompañado por una gran bibliografía y un soundtrack recomendado para amplificar el goce.

Jonny Valentine es el ídolo pop del momento. Aún no se rasura, pero sabe perfectamente cuántas calorías hay en una comida. No ha alcanzado la pubertad, pero le canta a millones de fans sobre el amor y la seducción —aunque no entiende bien de qué habla—. Convertido en un producto de consumo, la novela de Wayne nos narra la difícil vida de esta estrella que, al final del día, sólo quiere jugar videojuegos y tener una ser normal. El resultado es un enfoque interesante sobre el mundo de la farándula y lo mucho que a veces exigimos de éste. Escrita con gran sentido del humor, la novela no dejará de conmover al lector.

Esta, bien desarrollada y extensa, biografía de Mick Jagger permite a los fans de una de las más icónicas bandas de rock de la historia conocer aspectos no evidentes tanto de los mismos ‘rockstars’, como del proceso de los Stones, de la relación entre los integrantes, las mujeres que entraron y salieron de sus vidas, de lo virtuoso que resultó Jagger tocando la armónica con el blues que lleva por dentro, así como de su nombramiento como Caballero de la Gran Bretaña. Este libro de casi 600 páginas ofrece una basta serie de sucesos y detalles que le dan al lector una idea amplia del entorno rocanrolero en los años 60 y su trascendencia, sin importar si eres un gran admirador o no. Aquí, uno se queda con una imagen de Jagger en un posición real, mortal, si es que eso es posible.

En un torrente transcurre la única novela escrita por Bob Dylan: “me pregunto por qué el abuelo se sienta ahí mirando al oso yogui. me pregunto por qué se sienta ahí & no se ríe. Piensa en ello, chico, pero no se lo preguntes a tu madre. me pregunto por qué elvis presley sólo sonríe con el labio superior”. Así, un ejercicio de escritura automática que entremezcla prosa y verso, Tarántula fue escrita en 1966 pero circuló en copias hasta ser publicada, en 1971. De estructura fragmentada, requiere leerse lentamente, en pequeñas dosis.

Los muchos ángulos de la cultura Hip-Hop se revelan a través de un análisis riquísimo y ambicioso, fruto de más de 10 años de investigación del autor. Desde su origen entre el Bronx neoyorquino y los barrios bajos de Jamaica en la década de los 70, hasta su alcance mundial como voz de una generación educada en el consumismo, la explotación, el arte urbano, el capitalismo y la participación política, el libro también se basa en cientos de entrevistas con los protagonistas de la cultura Hip-Hop. Muy recomendable.