Bailar en la oscuridad

Publicado el día 16 de Mayo del 2015, Por @MxSoHo

Todos conocen la faceta musical de Björk, sin embargo, hay mucho más detrás de la cantante islandesa, no sólo lo que el oído es capaz de escuchar.

Aqui va un banner...

Esta es una de las exposiciones de la que todo el mundo está hablado —y no precisamente halagos—, lo que puede ser comprendido como una gran campaña publicitaria por parte del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

 

En su mayoría, la comunidad artística se queja de que esta retrospectiva de Björk parece una muestra organizada por sus fans y carece de la seriedad digna de un museo como este. Otros han dicho que se trata de un intento por acercarse a un público más popular y sólo logra desvirtuar tanto a la marca del museo, como la de la compositora de “It’s Oh So Quiet”.

 

Lo que es un hecho es que, si de casualidad andas en Nueva York por estos días —o eres un gran admirador de Björk—, no importa lo que el resto del mundo diga, debes ver esta exhibición. Formada por fotos, videos, objetos y vestuarios de la artista, la exposición es una gran oda a la finlandesa que bien vale la pena verla.

 

M0MA: 11 West 53RD St., Nueva York