Ir
Tres instantes cortazianos
Soho Mexico

Este 2014 se celebran 100 años del nacimiento y 30 de la muerte del escritor argentino Julio Cortázar, quien con su pluma cambió el rumbo de la literatura hispana. Aquí, un mínimo acercamiento a su obra.

Hasta que apareció Rayuela (1963), los lectores eran espectadores pasivos. A partir de esta antinovela-laberinto, dividida en capítulos que pueden digerirse en cualquier orden, cada quien escoge ?el libro que ha elegido leer?. Su lenguaje elástico forma una historia de hilos invisibles en la que desfilan Horacio Oliveira (aprendiz de filósofo), la Maga (mujer que es todas las mujeres) y Morelli (escritor), entre muchos otros. Pero, además, en ella Cortázar presume una sonoridad que casi se puede tocar y luce una maestría inimitable para convocar emociones, premoniciones.

Además, el autor muerto en París en 1984 dejó una producción impresionante, sellada por el humor y la imaginación, que redefinió las bases de la literatura, tanto escrita en español como universal. Entre sus cuentos más destacados están ?Continuidad de los parques? y ?Axolotl?, incluidos en Final del juego, así como ?Casa tomada? y ?Carta a una señorita en París?, compilados en Bestiario.

Los siguientes fragmentos son un modesto homenaje al novelista, al cuentista, al narrador.

El perseguidor

?Las cosas verdaderamente difíciles son otras tan distintas, todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento. Mirar, por ejemplo, o comprender a un perro o a un gato [...] Anoche se me ocurrió mirarme en este espejito, y te aseguro que era tan terriblemente difícil que casi me tiro de la cama. Imagínate que te estás viendo a ti mismo; eso tan sólo basta para quedarte frío durante media hora [?]?.

Historias de Cronopios y famas

?Un cronopio pequeñito buscaba la llave de la puerta de la calle en la mesa de luz, la mesa de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta?.

Rayuela (Capítulo 93)

?Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio [...]?.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota