Ir
Las otras mordidas de Luis Suárez
Soho Mexico

Luego de que la FIFA investigara ?las declaraciones de las partes y las de los testigos, las pruebas materiales, los informes periciales y las grabaciones de audio o videográficas? determinó que Suárez debía ser sancionado.

Nueve partidos oficiales y cuatro meses fuera de las canchas fue el castigo que la FIFA impuso al delantero uruguayo Luis Suárez, tras haber mordido al defensa italiano, Giorgio Chiellini, durante el encuentro que tuvieron sus respectivas selecciones en la Arena das Dunas, de Natal.

Ésta no es la primera vez que Suárez experimenta tal "conducta antideportiva". De hecho es la tercera.

La primera mordida ocurrió en 2010, fue contra el futbolista neerlandés Otman Bakkal. Suárez le hincó los dientes entre el hombro y el cuello en un partido entre el PSV Eindhoven y el Ajax de Holanda, club en el que el uruguayo estaba suscrito. El partido formaba parte de la Liga de Holanda, por lo que la federación holandesa lo suspendió por siete partidos.


Tres años después, Suárez volvió a hacer de las suyas, esta vez ya como integrante del Liverpool, en contra del defensa del Chelsea, Branislav Ivanovic. En esta ocasión, por haber lanzado una mordida en el brazo fue suspendido durante 10 partidos en la Premier League. 



El Código Disciplinario de la FIFA señala que la "conducta incorrecta" será sancionada "como mínimo por dos partidos en caso de codazos, puñetazos, patadas, etc. y como mínimo por seis partidos en caso de escupir a un jugador rival o a cualquier otra persona que no sea un oficial de partido.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota