Pablo y Marión son Love La Femme

Publicado el día 05 de Noviembre del 2015, Por Krista Lehany Tolksdorff

Un estudio de grabación, dos viejos amigos y SoHo.

Aqui va un banner...

Tuve la oportunidad de tomar un vaso de agua (literalmente) con los integrantes de la banda Love la Femme, y de paso hacerles un par de preguntas. Lo que iba a ser una entrevista de trabajo se convirtió en una agradable conversación con dos viejos amigos. O al menos así se sintió.



Love la Femme lleva cinco años de carrera. Pablo y Marión, sus integrantes, solían colaborar en una banda con Andrés Sánchez. Pablo tocaba la guitarra y Marión cantaba. Eventualmente decidieron crear algo propio. Sin prisa, quisieron madurar sus ideas, formalizar con una banda que se comprometiera, decidir el nombre y experimentar con las canciones.


Hoy tienen un EP —aún sin nombre— con cinco canciones, las cuales son lanzadas como sencillos cada mes o mes y medio. La principal razón de la dinámica que han llevado para el lanzamiento de los temas es porque quieren mostrar la identidad de cada canción —que tiene dos versiones— y no sólo como un disco.


El nombre de la banda está inspirado en la igualdad de oportunidades y la humanidad; es un homenaje a la palabra y la estética. La influencia que tiene cada uno para crear su música ha sido clave para la originalidad y el concepto de Love la Femme. La fusión generacional de Pablo y Marión, los gustos musicales de ambos que van desde rock de los 50 hasta clásicos, Arcade Fire y Sinead O’Connor, entre otros, dan pauta para una nueva propuesta musical como la de Marión y Pablo.



Para ellos es muy importante la forma en la que crean la música. Les gusta cómo solían hacerlo viejas bandas: en un estudio todos juntos ensayando sin parar hasta que salga, tal como la inspiración los guía en el camino, de forma espontánea. Incluso, los errores son parte del encanto de la música. De la misma manera, las portadas de los sencillos son fotos Polaroid. Todo es instantáneo e irrepetible.



Su primer sencillo, “Y despego”, fue lanzado como homenaje a sus fans, ya que la canción ya había sido escuchada y mucha gente comenzó a seguirlos y a disfrutar de lo que habían creado, aunque aún no salían como banda oficialmente.

 Ellos creen que México está listo para nuevas propuestas musicales, que sigue madurando, que tiene un público increíble y que ya hay más apertura. Están abiertos a recibir lo que su gente les ofrezca.



Crecieron en ambientes familiares artísticos, “influencias excéntricas” en palabras de Marión.


Si hubiesen podido colaborar con alguien, Pablo hubiese deseado que fuera con John Lennon, y Marión, con Nirvana.

 Para Marión, “Cielo rojo” es su canción favorita de Love la Femme; le provoca algo especial al cantarla. Pablo, como madre cuervo, no tiene favorita. Siente que Love la Femme, como tal, es una canción.



Ambos están a favor de la descarga de material en internet. Citando a Marión: “¡Do it!”.



Sobre temas más a futuro, tendremos que esperar... quizá a la llegada de una Polaroid.