Ir
En los zapatos de Spielberg
Por Carlos Valerio @charleshumway

Entrevistamos al director de la cuarta entrega jurásica.

Dirigir una película de dinosaurios no es nada fácil. Y mucho menos cuando el público espera que el producto final sea tan bueno, o incluso supere, al referente prehistórico por excelencia: Jurassic Park. Sin embargo, eso no le importó al cineasta independiente Colin Trevorrow, quien tomó el triceratops por los cuernos para desarrollar la cuarta entrega de la franquicia jurásica. Conoce lo que nos dijo en exclusiva sobre su primer blockbuster.

Al ser un cineasta independiente, ¿hubo alguna inquietud de tu parte al dirigir una producción tan grande?
De hecho es más fácil en muchos sentidos porque cuando filmas una película independiente siempre te van a decir que no alcanza para nada (ríe), y en cambio, con este proyecto materialicé  todo lo que me vino a la mente.

¿Cómo creaste una historia original sin ser repetitivo?
La película trata sobre la relación de las personas con las demás especies del planeta y resalta la frecuente insensibilidad que vivimos frente a las maravillas que nos rodean, por ello, el mensaje consiste en mirar a nuestro alrededor y apreciar todo lo que nos rodea sin dejarnos de maravillar.

Hablando de maravillas, ¿puedes explicarnos cómo creaste estos dinosaurios?
La tecnología está avanzando en la habilidad de recrear texturas. Sin embargo, lo que encontré más interesante fue la manera en la que capturamos el comportamiento de los dinosaurios y los representamos como animales reales. Emulamos perfectamente sus movimientos gracias a actores que utilizaron trajes especiales para recrearlos. Jurassic World es un mundo en donde los animales viven, respiran, existen y tienen un alma.

Además de elegirte como director de la película, ¿qué más hizo Spielberg? ¿Cómo se involucró?
Participó principalmente en la preproducción y postproducción. Asimismo, nos ayudó a desarrollar un guión en donde todos los personajes se sintieran reales  y vivieran experiencias con profundidad narrativa. Si hay alguien que sabe hacer eso es él, ¡ha creado varias de las mejores películas de todos los tiempos!

Steven tiene una manera muy específica de filmar, ¿intentaste copiar algunos de sus trucos?
Soy hipersensible a ser repetitivo. De él tomé algunos elementos como los tipos de lente que usa y detalles muy específicos. Creo que su estilo de filmación está en mi sangre porque crecí con sus películas y todas me inspiraron a volverme director. No obstante, cada uno tiene su propio estilo y su propio ritmo.

Chris Pratt (aka Star-Lord) interpreta a un domador de velociraptors. Foto: Universal Pictures

¿Recuerdas la primera vez que viste Jurassic Park?
Sí lo recuerdo. Tenía 15 años y me había escapado de la casa de mis padres porque no tenía permiso para salir. Puse almohadas debajo de mis cobijas y manejé el auto cautelosamente. Cuando llegué al cine, uno de mis amigos, que trabajaba allí,  consiguió una proyección privada para un grupo selecto. A los 20 minutos de entrar me sentí de ocho años de nuevo y olvidé completamente todo lo demás. Me sumergí en la aventura.  

¿Tus padres descubrieron que te escapaste esa noche?
Sí se enteraron, lo leyeron en una entrevista en The Hollywood Reporter.

Muchos científicos se quejan sobre la autenticidad de la película, ¿pensaste en incluir dinosaurios emplumados?
Sí lo analizamos, y había varias razones por las que no funcionaría. Los dinosaurios de la primera película no son animales reales, son criaturas genéticamente modificadas, tienen ADN de anfibios en ellos, y eso es lo que la gente quiere ver. Finalmente es un parque de diversiones.  

Hay una escena en el tráiler en la que un Mosasaurio devora a un tiburón blanco, ¿acaso es un homenaje al filme de Spielberg?
No estaba planeado de esa manera, fue una idea que tuve y que se la planteé a Steven desde la primera reunión que tuvimos. Él lo entendió y creyó que era una muy buena idea porque además tendríamos, por fin, un reptil acuático en el parque comiéndose a uno de los depredadores más temidos.

Háblanos sobre la nueva atracción del parque.
Es una criatura híbrida que está hecha a partir de varios dinosaurios. En el esfuerzo de crearla como algo nuevo y atractivo,  los científicos del parque terminaron desarrollando un monstruo indomable. Nadie está preparado para los resultados de este experimento genético.

El Indominus Rex (nueva atracción híbrida) desatará el caos en el parque. Foto: Universal Pictures

Sabemos que es una hembra, ¿qué relación hay entre ella y el personaje de Bryce Dallas Howard?
Bryce es la protagonista de la película, y este dinosaurio es un álter ego maligno de sí misma. De algún modo, su ambición creó a su peor pesadilla. Hay una escena que me gusta mucho en la que ella aparece toda vestida de blanco mirando de frente al dinosaurio, que también es del mismo color.  

¿Veremos a alguno de los actores de las películas anteriores?
Sólo regresa B.D. Wong porque su personaje es el único que tiene un objetivo específico en este nuevo mundo. Es el padre, o más bien, el abuelo de todo lo genético, y de hecho, retomamos varios de sus diálogos originales que aparecen en la novela.

¿Retomaste más elementos del libro?
Absolutamente, de hecho hay muchos momentos que me quedé con ganas de ver en la primera entrega. Si ya lo leíste,  los reconocerás cuando los veas.

¿Cuál es el momento que más recuerdas de la filmación?
Hubo un día que concentramos en unas gradas a 250 personas, bajo 35°C, en Nueva Orleans para empaparlas espontáneamente por chorros de agua. Todos revivieron y comenzaron a reírse, fue algo muy genuino. Simplemente me encantó.

La primera marcó a toda una generación. ¿Crees que esto se repita de nuevo?
Espero que sí, puse todo mi empeño en ello. Quise crear algo que todo mundo quisiera ver una y otra vez. Creo que muchas películas de hoy, especialmente las grandes producciones, son muy efímeras y eso no me gusta. Ojalá que logre cambiar eso.

Además de los efectos visuales, también disfrutaremos de la bella Bryce Dallas Howard. Foto: Universal Pictures

Sinopsis
22 años después de los eventos ocurridos en Jurassic Park, la Isla Nublar presenta un parque temático de dinosaurios en pleno funcionamiento. Tras experimentar un declive dramático en las visitas, se crea una mortífera atracción sin considerar las catastróficas consecuencias.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota