Ir
Kalusha y Biyik
Soho Mexico

Villagrán se dio a la tarea de buscar a las llamadas "Abejas africanas", dos hombres que revolucionaron la velocidad el futbol mexicano a mediados de los 90 portando la camiseta del América.

El cuento comienza en 1994, cuando un club de futbol mexicano acostumbrado al protagonismo en la historia, llamado América, necesitaba desesperadamente un revulsivo que devolviera a las gradas la pasión acostumbrada, y buscó hacer cambios radicales que impactaran a propios y ajenos. Esta urgencia llevó a los dueños y directivos del equipo de Coapa a mirar lejos de su terreno, hasta el Viejo Continente, para buscar respuestas y encontrar el camino hacia una nueva historia y apostaron por uno de los entrenadores más respetados del balompié europeo: Leo Beenhakker.



Técnico y campeón con equipos legendarios como el Real Madrid y el Ajax, el estratega holandés llegó al nido de las Águilas con la idea de impactar el futbol mexicano con un peculiar cañonazo: la contratación de dos jugadores africanos, François Omam-Biyik y Kalusha Bwalya. Con esto, marcó el destino del equipo dentro del campo.

 

Ágiles, rápidos y contundentes, Biyik y Kalusha encaminaron a las Águilas, con otros talentos de la talla de Luis García y Luis Roberto Alves "Zague", a uno de sus torneos más espectaculares –con constantes marcadores abultados a su favor–, el cual no pudo llegar a buen fin luego de la polémica salida de Beenhakker. La ausencia del holandés provocó la debacle del equipo y el fin de la historia de los africanos en la cima del balompié mexicano, ya que a partir de ese momento comenzaron a deambular por equipos de menor categoría hasta finalizar su carrera con mayor pena que gloria.

No todo se acabó en México

Pero el punto final de la historia no llega aquí. La relación entre el balón y las llamadas "Abejas africanas", conocidas también como las "Águilas Negras", ha continuado todos estos años después de la era Beenhakker en el América.

 

Kalusha es el actual presidente de la Asociación de Futbol de Zambia, mientras que Biyik es entrenador del equipo más importante de la liga de futbol de Gabón, el Union Sportive de Bitam. "Tengo un segundo hogar: México. Todos mis mejores recuerdos del futbol nacen a partir de mi llegada al país. Mi carrera tuvo una gran oportunidad al llegar ahí. Todo lo que había perdido en mi paso por Europa, toda esa pasión que no encontraba, renació en cada partido que tuve en el Estadio Azteca, viendo cómo 100 mil personas me alentaban a lograr lo mejor. El talento regresó a mis pies y me permitió alcanzar el sueño de ser nominado como jugador del año en 1996", recuerda Kalusha desde Zambia, donde intenta desde marzo de 2008 impregnar de pasión al futbol de su nación, con el objetivo de dar pasos que coloquen a dicho país africano a la altura de Nigeria o Camerún.

 

Sobreviviente por una casualidad del destino al accidente que azotó a la selección de Zambia en 1993, ya que no fue convocado para jugar contra Mauricio, Kalusha vivió con angustia la noticia que hablaba del fallecimiento de sus compañeros de equipo tras caer en el mar el avión en el que viajaban. El jugador tomó como una segunda oportunidad de vida su llegada a México, se enamoró del país al grado de terminar su carrera aquí, ya que luego de dejar al América vistió los colores del Necaxa, León, Veracruz y Correcaminos, donde colgó los botines para después convertirse en técnico de su selección y ahora destacar como presidente de su federación y miembro del comíte africano en la FIFA.


"México fue mi trampolín y el motor de mi corazón. Todas las ilusiones regresaron y por eso decidí vivir el final de mi carrera como jugador en Tamaulipas, luego de pasar por distintas ciudades y vivir experiencias inolvidables" dice Kalusha. "Llegué al país con una tragedia encima y me fui de él con muchas oportunidades de vida. Las puertas que me abrió mi paso por México siguen vigentes, ya que pude convertirme en entrenador y después en directivo debido al impulso que le dio a mi carrera y al respeto internacional que obtuve tras jugar aquí".

De Colima a Gabón

El camerunés François Omam-Biyik vivió una situación similar: luego de una misteriosa salida del América apostó por otros dos equipos en el país (Atlético Yucatán y Puebla), dejando sus mejores años en el césped mexicano. Asimismo, procreó un hijo en tierras aztecas, mismo que busca continuar el legado de su padre, pero como jugador de la selección mexicana. Radicado en Colima después de su retiro, Biyik apostó por continuar cerca del balón, preparándose en México como entrenador, haciéndose cargo de una escuela de futbol y de los dos equipos de la zona (Palmeros Loros y el Tuberos Real Colima), los cuales fueron la semilla con la que inició como técnico, oficio que ejerce actualmente en Gabón, donde desde agosto es entrenador del equipo principal del país, el Union Sportive de Bitam, con el que competirá en la Liga de Campeones de África.


"Pasé una década de mi vida en México y nunca he vuelto a sentir tal cariño. Los mejores recuerdos son de esa época ya que, aunque al final sentí que el América no me mostró el respeto que merecía, la gente y mis compañeros se encargaron de dármelo", recuerda Biyik desde Gabón.

 

"Luego de salir de las Águilas, decepcionado por no poder culminar el gran torneo que llevaba, tuve la oportunidad de jugar en Italia y Francia, pero al final siempre regresaba a México. Ahí nació uno de mis hijos, así que puedo sentirme muy mexicano. Aposté por la carrera de entrenador y mis primeros aprendizajes fueron en Colima".

 

Ahora, Biyik persigue uno de sus mayores sueños luego de pasar por el banquillo de la selección de Camerún como asistente y como técnico del Châteauroux de la Ligue 2 de Francia, donde actualmente juega su hijo.Consciente del impacto que tuvo su llegada al América, Biyik adorna las paredes de su casa con los mejores recuerdos de una época memorable para el futbol mexicano, pero también como una advertencia de que todo puede cambiar.

 

"Kalusha y yo creíamos que teníamos la gloria ganada en América y fue un golpe duro ver cómo todo acababa de un día para otro. En mi caso, tuve que replantearme muchas cosas y hoy día vivo las consecuencias de esa decisión: por primera vez puedo estar a cargo de un equipo de primera división y pensar, por qué no, regresar a la selección de Camerún ahora como entrenador", dice Biyik.

François Omam-Biyik

Nacimiento: Saknayenne, Camerún.
Fecha: 21 de mayo de 1966.
Club y año del debut: Canon Yaoundé (Francia) en 1986.
Club y año del retiro: Châterauroux (Francia) en 2000.
Equipos: Canon Yaoundé (Camerún); Laval (Francia); Rennes (Francia); Cannes (Francia); Olympique de Marsella (Francia); RC Lens (Francia); América (México,1994); Atlético Yucatán (México, 1997); Sampdoria (Italia); Puebla (México, 1999); Châteauroux (Francia).
Palmarés: Campeón de la Copa Africana de Naciones (1984/ 1988).
Partidos con selección: 75.

Kalusha Bwalya

Nacimiento: Mufulira, Zambia.
Fecha: 16 de agosto de 1963.
Club y año del debut: Mufulira Blackpool (Zambia) en 1979.
Club y año del retiro : Correcaminos UAT (México) en 2000.
Equipos: Mufulira Blackpool (Zambia); Mufulira Wanderes (Zambia); Cercle Brugges K.S.V (Bélgica); PSV (Holanda); América (México, 1994); Necaxa (México, 1997); Al-Whada (Emiratos Árabes Unidos); Club León (México, 1998); Irapuato (México,1999); Veracruz (México,1999); Correcaminos UAT (México, 2000).
Partidos con selección: 100.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota