Ir
El blog del odio
Soho Mexico

Se termina el año y las redes sociales ?Facebook en particular? han estado encendidas, por decir lo menos. Abundan los juicios maniqueos, polémicas burdas y discusiones absurdas. Pensamos que todo es blanco o negro, cuando la vida es gris, con varios matices. Pongo algunos ejemplos temporales.

Se termina el año y las redes sociales ?Facebook en particular? han estado encendidas, por decir lo menos. Abundan los juicios maniqueos, polémicas burdas y discusiones absurdas. Pensamos que todo es blanco o negro, cuando la vida es gris, con varios matices. Pongo algunos ejemplos temporales:


El Teletón. Nunca he donado. Apenas se acerca la fecha del evento (los primeros días de diciembre) y ya se alzan voces a favor y en contra. Está bien que creas en la causa del Teletón, pero ¿subir la imagen del recibo de tu donación? Si tanto te importara, lo harías en silencio, sólo por satisfacción personal. Ahora, si no crees en el Teletón, no dones, no agredas a la gente que lo hace, cada quien puede hacer con su dinero lo que le plazca.

La muerte de Roberto Gómez Bolaños. Hay quien lo considera un genio, parte fundamental (¿?) de su infancia, el Woody Allen mexicano (es en serio, así 
lo consideran). Pero ¿si te gustaba Chespirito eres un jodido? No creo. Hay otros que creen que fue lo peor que le pudo pasar a la televisión mexicana; que sus padres les prohibían ver el programa (creo que es peor prohibir, ¿no?) y mejor los ponían a leer. Ojo: hay mucha gente 'letrada' que también es estúpida.

Y ya viene la Navidad y con ella miles de mensajes en los muros, de conciliación, de paz, de armonía, no importa si fuiste un gran hijo de puta todo el año, hoy todo se perdona. Los que suben estos mensajes son los mismos que ponen que han corrido tantos kilómetros o que están felices porque tienen a Dios en su corazón. Y hay otros que odian esta época del año, que dicen que no regalarán nada porque se ha convertido en pura mercadotecnia. Bla, bla, bla. Son los mismos a los que Santa Claus nunca les trajo la autopista o la Barbie que querían, los que necesitan aunque sea un abrazo.

Están también los que piensan que el cambio que México necesita está en cada uno de nosotros. Ponte a trabajar, no des mordida, levántate temprano, haz lo que te toca, dicen. 

Sí, pero un alto porcentaje de ese cambio que todos queremos está en la gente que nos gobierna y mientras la clase política de este país no cambie, por más que ?hagas lo que te toca?, no va a pasar nada. No con un presidente que llama a "superar" la desaparición forzada de 43 estudiantes.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota