Ir
Blogger
Las curiosas desventuras de un pueblo mexicano
Pedro J. Fernández @pedroj86
En defensa del Grinch
Pedro J. Fernández @pedroj86

Ser grinch no es odiar la navidad, sino a los entusiastas de los foquitos, los regalos...

Siempre que llegan estas fiestas decembrinas, mis amigos dicen que soy como el Grinch porque ando gruñendo por los rincones. Quiero aprovechar estas palabras para defender nuestra postura.

A ver, no es que no nos guste la navidad; nos resulta indiferente. La cuestión es que de repente todo se llena de música chillona, repetitiva en tonos interminables de “Santa Claus vuelve a la Ciudad o “Rodolfo, el reno”, una y otra vez, y otra vez, y otra vez… y luego en la radio “Campana sobre Campana” o “El niño del tambor”. Si no lo canta un artista, lo hace otro, porque hay tantas versiones que no importa a qué tienda departamental vayas a comprar tus regalos de intercambio Godínez de navidad vas escuchar una interpretación diferente de “Los peces en el río”.

A cualquiera desespera, ¿no es cierto?

Y los foquitos, intermitentes, de colores, en las calles, los balcones, los árboles…
¿Quieren mandar señales a las civilizaciones extraterrestres para que no vengan a visitarnos?

¿Qué tal los niños que corren sin control y piden regalos? ¿Y las pastorelas? ¿Y los coches que generan más tránsito solo porque se detienen a comprar musgo y heno para el nacimiento?

Y el ruido… el ruido… ruido…

Bueno, está bien. Sí odiamos un poquito la navidad, pero al final del libro el Grinch dice que la navidad no es mejor mientras más ruidosa o brillante sea, y la moraleja de la historia es que la navidad no se trata de música y banquetes. Esas son solo cosas que la gente feliz hace para molestar a los que somos grinch.

Porque en el fondo, ser grinch no es odiar la navidad, sino a los entusiastas de los foquitos, los regalos y los interminables “pero mira cómo beben los peces en el río, por ver a Dios nacido”:

Por cierto, ¿alguien me puede explicar por qué a los peces en el río les podría interesar el nacimiento de un bebé y por qué lo celebrarían bebiendo?

relacionadas SOHO
Comenta esta nota