Ir
Blogger
Diario de un jeiter
Rafael Carballo @rafacarballo
Eventualmente, dicen
Por Rafael Carballo

Tarde o temprano esta duda quedará zanjada, pero por lo pronto, me pregunto si debemos dejar que el lenguaje se mueva por la ignorancia o por su necesidad de dinamismo.

El idioma es una convención entre un grupo de personas mediante el cual podemos darnos a entender de mejor manera y mejorar nuestro nivel de comunicación.

Es decir, acordamos —en un proceso que, al menos en el español, se documenta desde 1492 con la Gramática de Nebrija— una serie de normas mediante las cuales podemos entendernos. Algo tan simple como que acordamos, entre todos, que el sonido silla, significará “asiento con respaldo en el que cabe sólo una persona”. Una vez que llegamos a ese acuerdo, cada vez que alguien diga la palabra silla se referirá a este artefacto y de esa manera todos le podremos entender.

El ejemplo es burdo, lo sé. Pero es real. La cosa luego empieza a complicarse, primero cuando empezamos a designar palabras para términos abstractos que son complicados en sí mismos. Y luego vienen las reglas de acentuación, de ortografía, de redacción, que le dan unidad a esta convención o norma.

Definir una silla es algo sencillo, pero cuando queremos definir, digamos, la palabra “eventualmente”, la cosa empieza a complicarse (y estamos hablando aún de algo sencillo, ojo). Resulta que la palabra “eventualmente” es un adverbio (es decir, que su función es complementar la significación de un verbo, un adjetivo u otro adverbio), que se forma con base en el adjetivo 'eventual' y el elemento compositivo 'mente', a manera de sufijo. Explicar el asunto, como ya se ve, no es tarea sencilla. Ahora pensemos en su significado: incierta o casualmente, dice el diccionario. Es decir, 'eventualmente' se refiere a algo que de ocurrir no se tiene prevención; es algo que puede o no ocurrir. Esa es la definición de la palabra en español.

Pero de pronto, dada nuestra exposición a la cultura estadounidense, nos damos cuenta que en inglés existe la palabra 'eventually' y que la usan mucho. En películas, series, textos, por todos lados, usan la palabra 'eventually'. En un error básico, dada la familiaridad de la palabra, se nos ocurre que la traducción natural de 'eventually', será eventualmente. Cosa que no es correcta y de la cuál nos daríamos cuenta consultando un diccionario (esa acción tan vilipendiada). Para el inglés, 'eventually' es algo que va a ocurrir en algún momento, tarde o temprano, pero ocurrirá. Mientras que eventualmente, en español, habla de algo que puede o no ocurrir. Una diferencia mínima, pareciera.

Por supuesto, nadie se detiene a reparar en esto y lo que ocurre a continuación es que el uso de la palabra 'eventualmente' con un significado erróneo se ha esparcido como pólvora en el uso del lenguaje. Al menos en nuestro país, el cual, recordemos, es el país con mayor número de hispanohablantes en el mundo.

Aquí hay muchos, yo incluido, que creemos que el lenguaje, el idioma, no debe ser algo rígido, sino que debe adecuarse al uso. Es decir, la convención bajo la que vivimos debe tener la flexibilidad necesaria para adaptarse a las necesidades de los hablantes; el chiste, a final de cuentas, es que nos entendamos.

Ya alguien, en un post anterior, me advirtió que mi batalla estaba perdida desde el momento en que el lenguaje es un ser vivo que se modifica gracias a sus usuarios. Pero no puedo, me niego, a ser sometido por la ignorancia de la mayoría. Si, por ejemplo, a la hora de hablar español en ambientes tecnológicos nos damos cuenta que dado que la mayor parte de la tecnología se desarrolla en otros países, nace en otros idiomas, con palabras difíciles de traducir o que dificultan la comunicación, me parece muy necesario que el español ceda esos espacios a palabras inglesas que ya definen las cosas de las que hablan o se adapte. Por ejemplo, para hablar de un router, qué usamos en español: a veces ráuter (es decir, la pronunciación inglesa), otras ruteador o enrutador. Ninguna de esas palabras existe en el idioma, pero el uso lo exige. Ahí es donde el idioma cede, cuando el uso lo supera.

Pero, ¿qué pasa cuando la palabra se modifica por ignorancia? ¿Qué procede: Educar o ceder?

Nada. Esta duda que tengo, eventualmente quedará obsoleta… o no.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota