Ir
Uber, la cacería de brujas
@mxsoho

#UberSeQueda, la respuesta al grito de los taxistas del DF de "¡Fuera Uber!". La controversia llegó a las redes sociales. ¿Qué puede lograr la acción ciudadana vía internet?

Hace un par de días, los Taxistas Organizados de la Ciudad de México dieron a conocer que el Gobierno del Distrito Federal se comprometía con iniciar operativos en contra de Uber, Cabify y más de 30 mil taxis piratas. ¿La razón? La "transportación ilegal de pasajeros".

 

Resulta que el gremio de taxistas, como concesionarios del transporte “legalmente instituidos”, tiene la obligación de pagar por una licencia tarjetón tipo "B" hasta mil 315 pesos con 50 centavos, como lo estipula el artículo 258 de la Ley de Movilidad. Su molestia viene de que, según ellos, Uber no paga licencias ni permisos para conducir vehículos en el DF y la zona conurbada.

 

Las autoridades implicadas y los taxistas anunciaron que la procuraduría capitalina giraría oficios para impedir el servicio de UBER. Su estrategia: “Sabemos de los puntos donde están reclutando a la gente de Uber; tenemos identificados puntos clave en la ciudad donde se está saturando la oferta de este servicio (...) nos comprometimos a elaborar estrategias para atacar estos puntos”. 


 
En respuesta, una ciudadana de nombre Ana Sofía Echeverría publicó (en la página change.org) una petición dirigida al gobierno del Distrito Federal donde pide parar el “ataque constante al que son sometidos choferes y usuarios de UBER por parte de autoridades y taxistas".

 

Ahí indica que "UBER no es un servicio ilegal, tampoco es un servicio no regulado. Es como cualquier otro servicio de renta de auto privado con chofer, los cuales han existido por muchos años, tal es el caso que el SAT lo tiene en su catálogo como una actividad regulada y gravable. Todos los viajes de UBER son facturables al 100% con el IVA desglosado".

 

Si todavía no sabes qué es Uber, te contamos. Se trata de un servicio de renta de auto privado con chofer que, a través de una una aplicación (y con la ayuda de una tarjeta bancaria), permite a cualquier persona usar el servicio. Su éxito radica en la seguridad que otorga tanto para los usuarios como para los choferes (certificados y que han pasado rigurosos exámenes psicométricos, de conocimientos de la ciudad, toxicológicos y de antecedentes penales).

 

La petición de mantener el servicio activo (e incluso de que sirva como modelo para otros transportes) requiere 25 mil firmas.

 

Así han reaccionado los usuarios en Twitter.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Así funciona UBER

.

relacionadas SOHO
Comenta esta nota